Caso de Carlota Sacristán cómo conseguir 1.000 followers en una semana

//Caso de Carlota Sacristán cómo conseguir 1.000 followers en una semana

Caso de Carlota Sacristán cómo conseguir 1.000 followers en una semana

No sé si has escuchado el caso de Carlota Sacristán. Carlota trabaja en el Departamento de Marketing de Pernod Ricard, empresa que se dedica a la comercialización de bebidas  alcohólicas. Resulta que esta chica empezó a seguir desde su cuenta de Twitter, @carlotasacris a su jefe, Eduardo Lazcano @elezcanor. Su jefe digamos que se “burlo” de ella por tener sólo 2 seguidores en su cuenta y le propuso una apuesta, si Carlota alcanzaba 1.000 seguidores en el plazo de una semana, él se comprometía a cambiarle su despacho por su puesto una semana y si conseguía 3.000 seguidores, le dejaba su plaza de parking.

Carlota se puso manos a la obra y empezó a moverse a través de un programa de radio bastante conocido en el que colabora y también en las redes sociales, subió esta fotografía que podéis ver aquí:

carlota sacristan

En unas horas ya tenía los 1.000 seguidores y en pocos días también había conseguido la plaza de parking correspondientes a los 3.000 followers. Digamos que ha sido una buena acción viral mezclada con humor. Una buena forma de conseguir seguidores, darte a conocer y crear marca personal.

Podéis seguir el hashtag #quieroeldespachodemijefe y ver sus cuentas de Twitter para comprobar todo el proceso.

¿Os ha parecido original esta forma de conseguir followers?

¿Te ha sido útil este artículo?
[Total: 0 Average: 0]

Quizás también te interese:

Por | 2013-02-05T13:04:26+00:00 febrero 5th, 2013|Redes Sociales|1 comentario

About the autor:

Licenciado en Publicidad y Online marketer. Especialista en SEO y SEM. Certificados Adwords búsqueda avanzada, Display, Shopping, Mobile y Vídeo. Creador del blog “Cosas sobre Marketing Online” www.josegalan.es. Siempre aprendiendo.

Un comentario

  1. Diego 25 febrero, 2013 en 10:29- Responder

    Jaja, sumamente original. Siempre se encuentran esas cosillas en donde menos uno se lo espera.

Deje su comentario