¿Imaginas tener predicciones acerca de lo que tu audiencia pensará o qué le gustaría más observar? Tener este dato beneficiaría tu Marketing de Contenidos y lo llevaría a un nuevo nivel, dependiendo de en qué etapa del embudo de ventas se encuentran tus leads.

De por sí, los seres humanos tienen comportamientos bastante predecibles. Puedes sacar provecho de esto para conectar a niveles emocionales con la audiencia de tu marca, y una agencia de Inbound Marketing te puede apoyar con eso.

Llegar a conocer tanto a la audiencia al punto de saber exactamente lo que necesita y lo que le agradará debe ser el pilar fundamental de cualquier estrategia de contenido, por lo que el Neuromarketing y el Content Marketing pueden ser grandes aliados.

La palabra neuromarketing está compuesta por dos palabras en español, “neurociencia” y “marketing”.

Se define como una estrategia que implica el uso de tecnología, como imágenes del cerebro y escaneo cerebral.

Mediante la observación de la actividad cerebral, los neuromarketers determinan las respuestas de sus sujetos sobre elementos particulares de marketing, como el empaquetado y la publicidad.

Esta técnica ha tenido un gran auge entre los vendedores porque elimina las conjeturas involucradas en la creación y desarrollo de campañas de marketing exitosas.

En resumen, el neuromarketing ayuda a estimular las partes del cerebro que inducirían a las personas a gravitar inconscientemente hacia los servicios o productos de tu marca.

Aunque esta técnica tuvo sus inicios alrededor de la década de 1990, ha atraído mucha atención recientemente y se percibe como una herramienta clave para el éxito de tu estrategia de contenido.

neuromarketing

Hay algunas técnicas de Neuromarketing que puedes usar para que tus consumidores alucinen con la información de calidad que les vas a dar, y los puedes leer a continuación:

Trabaja con colores para provocar emociones

El uso del color tiene un efecto transformador en el cerebro de tus clientes.

Es por eso que usar colores es una excelente manera de hacer que la audiencia sienta justo aquello que deseas que transmitir con tu post en Instagram o en la plataforma en que brindes tu contenido.

El punto clave para llevar a cabo este truco de neuromarketing es determinar qué emoción o ambiente específico deseas lograr. Con base en esta información, puedes incorporar fácilmente el mejor color para usar en el contenido.

Cada color comunica una cierta emoción a tus clientes objetivo. Por ejemplo, el púrpura generalmente se percibe como único. El rojo es audaz, emocionante y aventurero; mientras que el azul generalmente se asocia con limpieza, honestidad y sinceridad.

Por lo general, se piensa en la frescura y en ser orgánico cuando los clientes ven el verde. Mientras tanto, el amarillo o el naranja representan esperanza y optimismo.

Los aspectos de diseño de tu marca se beneficiarían enormemente si comprendes y aprecias la importancia de incorporar colores en tus mensajes.

Conocer la emoción que suscitaría en tus clientes sería muy útil, especialmente en términos de motivarlos para que contraten tus servicios o compren tus productos, como ya te hemos dicho.

Agrega imágenes de expresiones faciales

Un rostro sonriente puede ser apreciado por cualquier persona en el mundo e incluso de diversas nacionalidades; evidentemente, evoca a la felicidad y al gozo.

Los seres humanos tienen una capacidad innata para reconocer expresiones faciales, el cerebro las procesa y decide qué emoción tener al respecto.

Con los bebés sucede que los padres pueden lograr comunicarse con ellos sin tener que expresarse verbalmente, así que está científicamente comprobado que el cerebro entiende de gesticulaciones.

Por lo tanto, haz que tu contenido tenga imágenes de este tipo para lograr que tu audiencia tome manos a la obra y realice una acción específica.

Estas imágenes también te ayudarán a ganar la confianza de tu audiencia.

Saca ventaja del “efecto de escasez”

Los seres humanos somos criaturas interesantes. En general, tenemos la tendencia a querer algo más cuando sabemos que hay menos oferta.

Cuanto más “limitado” o incluso exclusivo sea el producto o servicio, más tentador se vuelve. Este curioso fenómeno se llama “efecto de escasez”, y también es un truco de neuromarketing ampliamente utilizado.

Los esfuerzos de marketing que aprovechan el efecto de escasez tienen como objetivo convertir una experiencia de compra ordinaria en una emocionante y estimulante, simplemente apelando al deseo primordial de los seres humanos de codiciar los artículos que consideran limitados.

El poder de esta técnica de neuromarketing reside en la capacidad de los especialistas en marketing para convertir cualquier producto o servicio común en un producto “imprescindible”.

El efecto de escasez no termina en la experiencia de compra. Incluso después de que los clientes compran el producto o hacen uso del servicio, la idea de tener un producto “raro” los haría valorarlo aún más. Es decir, estos artículos siempre tendrían un lugar “especial” en la mente de sus consumidores.

Muchas grandes compañías han estado empleando con éxito esta técnica de neuromarketing. Por ejemplo, Amazon ha dominado el arte de la “oferta por tiempo limitado”.

Otras compañías aplican el efecto de escasez al indicar que los artículos específicos pronto se venderán; escriben mensajes como “¡Solo quedan dos en stock!”. Otras empresas convierten sus productos o servicios en elementos imprescindibles al colocar etiquetas como “Exclusivo”.

Incluye en tu contenido frases de este tipo y notarás la diferencia.

Aplica presión en los puntos de dolor

Hay una regla en Marketing que dice que lo mejor que puedes hacer con tu contenido es enumerar los beneficios y ventajas que tiene tu producto o servicio.

Sin embargo, el neuromarketing se distingue mucho de esto y más bien propone que uses tu contenido para hablarles a tus audiencias sobre lo que les causa dolor; cuál es ese problema que no los deja tranquilos y explicar de qué manera lo que ofreces puede solucionar eso.

Aquello que les molesta o los hace infelices hará que tus audiencias le presten más atención para así esperar por las soluciones que tienes para ellos.

Siempre incorpora un componente humano

Dile adiós a esos mensajes obsoletos y tradicionales de marketing y dales la bienvenida a aquellos que puedan considerarse auténticos.

Al agregar un factor “humano” en tu marca, distingues tu mensaje entre los millones de compañías que hoy suenan corporativas. Agregar una cara (o incluso varias caras) al nombre de tu empresa te hace más identificable y auténtico para los clientes.

Implementar un toque “humano” en tus estrategias de marketing hace que tu marca sea más accesible para tus consumidores.

Establece una conexión con tu público objetivo, una que ningún logotipo ni ninguna otra imagen podría igualar. En pocas palabras, presentar rostros de personas en tu contenido inspira confianza entre tus clientes.

[Total:1    Promedio:5/5]