En esta época de Covid y confinamientos, el sector del Ecommerce ha sido uno de los pocos que ha salido reforzado de esta crisis. Actualmente, la mayoría de usuarios están acostumbrados a comprar por Internet y es algo que se realiza de manera habitual. No obstante, existen también fraudes o malas experiencias para el usuario que deberíamos evitar. Es muy recomendable seguir una serie de pasos para llevar a cabo compras online seguras.

compra segura online

Antes de comprar

Mantener el software actualizado

Siempre que vayamos a realizar una compra, hay que tener actualizado el dispositivo desde el que vamos a operar. Si es un teléfono móvil, el sistema operativo y aplicaciones. Si es un ordenador o portátil, el antivirus es obligatorio tenerlo con la última versión, aparte de las típicas actualizaciones de Windows si usas este sistema operativo, que en muchas ocasiones vienen producidas por fallos de seguridad de este software.

Conexión segura

Es muy importante asegurarse que la tienda online usa el protocolo HTTPS y no el HTTP. También es conveniente fijarse si en la URL hay un icono con un candado que indica que ese Ecommerce tiene el certificado de seguridad y se puede realizar la compra codificando la información entre las dos páginas. En el caso de que la tienda no tenga esto, es mejor no arriesgarse a dejar ningún dato, ya sea bancario o de otro tipo en ese site.

Comprobar la información de la tienda online

Es conveniente si la tienda no es Amazon o El Corte Inglés, asegurarse de que es una tienda online fiable. Se puede realizar una búsqueda en Google y redes sociales, por si tiene quejas de usuarios sobre algún tema como el pago, envíos, etc. También se puede comprobar su información legal, dirección, teléfono, la ficha en Google My Business y todo tipo de información si es la primera vez que vamos a realizar una compra en esa web.

Cómo realizar compras online seguras

Desconfiar de las ofertas atractivas

Muchas páginas web ofrecen ofertas con precios muy inferiores a las que tiene el producto en el mercado o webs de la competencia. Hay que tener mucho cuidado en estos casos y comprobar que la web es fiable para la compra antes de finalizar cualquier transacción.

Wifis públicas

Si usas wifis públicas, procura no realizar compras mientras navegues por estas redes, podrían robarte los datos bancarios al introducirlos en alguna página para realizar una transacción. Es mejor hacerlo desde el móvil con la tarifa de datos presente, o en el domicilio, para evitar comprometer datos sensibles como los bancarios.

Ordenador propio

Mucho ojo con los ordenadores públicos, ya sea en la biblioteca, hoteles, etc, son una fuente poco fiable para introducir cualquier tipo de información sensible. Siempre es conveniente tener activada la doble verificación en cuentas de Google, redes sociales, etc, pero quizás no sepas que estos ordenadores pueden disponer de keylogger. Esto no es otra cosa que un programa que registra las teclas que estás pulsando, lo que puede comprometer toda la información que hayas estado tecleando en ese equipo.

Sellos de confianza

Es importante comprobar si la tienda online dispone de algún sello de confianza de los usados en cada país, esto garantiza que cumple unos criterios de seguridad en la compra y en caso de haber alguna reclamación por parte del usuario, estas entidades acreditadoras actuarán en defensa del consumidor.

Comprobar métodos de envío y devolución

En las condiciones legales de la tienda para evitar posteriores sorpresas, si esta información no está reflejada de forma clara, es mejor evitar la compra. También hay que asegurarse de que estén reflejadas las condiciones de desistimiento.

Evitar facilitar información por correo electrónico

Si te piden datos bancarios a través del email para realizar una compra, desconfía porque seguramente estés ante un fraude.

Métodos de pago

Cualquier tienda online que se precie, debe tener el pago por tarjeta de crédito/débito y Paypal. Este último, si no lo sabes, tiene un método de protección del comprador bastante fuerte, por lo que cualquier problema que pudieras tener con una tienda online, en la mayoría de los casos se decanta a favor del comprador. Para los consumidores, puede considerarse un método de pago que evita bastante fraudes. Cuidado si el pago es con transferencia bancaria, aquí hay que asegurarse si la reputación de la tienda está fuera de toda duda.

También evita cualquier tipo de pago con MoneyGram o WesternUnion, enviarás tu dinero, pero la persona que cobra es anónima y nunca lo podrás recuperar. También evita guardar la tarjeta en la tienda online a no ser que sea un e-commerce top.

[Total: 2   Promedio: 5/5]