Uno de los factores más importantes a la hora crear  campañas de email marketing, es la entregabilidad. Se puede decir que la entregabilidad es la capacidad de un correo electrónico, para llegar a la bandeja de entrada de un usuario.

La tasa para calcular la entregabilidad, es un cálculo sencillo entre los emails que han llegado a la bandeja de entrada con respecto a los enviados, o lo que es lo mismo, si se envía una campaña a 1.000 usuarios y se entregan 970, la tasa de entregabilidad será del 97%, con lo que un 3% de los emailings enviados se pierden en el envío.

entregabilidad email marketing

El funcionamiento cuando enviamos un email es el siguiente:

  • El sender (remitente) envía el mensaje.
  • El servidor del remitente transfiere la información a Internet.
  • El servidor del destinatario recibe el pedido de entrega del mensaje y realiza una serie de verificaciones con relación a la autenticidad del remitente y su reputación.
  • Si todo funciona correctamente, el emailing es entregado. Aquí puede haber dos posibilidades:
    • Entrega en la bandeja principal
    • Entrega en la carpeta de spam

Factores que influyen en la entregabilidad en Email Marketing

Reputación del remitente

Es un ranking que los proveedores de correo asignan a al remitente que envía un email, para determinar así las posibilidades de que sus envíos lleguen a la bandeja de entrada de los usuarios. Cuanto más alto sea este índice, mayor serán las probabilidades de entrega de los envíos. Para asignar este parámetro, los proveedores de correo se basan de diferentes criterios:

  • Número de emails enviados. Hay que intentar mantener una cantidad constante de envíos, oscilaciones sobre todo al alza al enviar un gran número de emails anteriormente no enviados, da señales de prácticas no permitidas y se podría bloquear el envío.
  • Tasa de rebote de los envíos del remitente. Si un porcentaje elevado de los envíos rebotan, quiere decir que la lista no está depurada y puede dañar la entregabilidad del envío.
  • Envíos marcados como spam por los usuarios. Si los receptores del email marcan como spam el envío, facilita una indicación para que no se permita el paso de los emails a los posibles destinatarios.
  • Trampas de spam. Son direcciones sin uso, que utilizan proveedores de correo electrónico (Gmail, Hotmail, etc) para detectar el spam. Estos correos se incluyen en webs para que los spammers capten esos emails en sus envíos y posteriormente si son detectados en alguna campaña, bloquearlo.
  • Inclusión del remitente en listas negras. Las listas negras son listados de IPs, servidores y dominios que han llevado a cabo envíos de correo no deseado, phishing y otras prácticas similares. Si la IP se encuentra en una blacklist, hay muchas posibilidades de que el envío se bloquee o no se llegue a entregar completamente.
  • Comportamiento de los suscriptores. Los ISP (Internet Service Provider) almacenan información sobre el comportamiento de los usuarios con los envíos de correo electrónico. Si un usuario no abre los emails de un determinado remitente, los borra sin abrir u otro gesto de no interacción, se facilita una señal que muestra la falta de interés en esas comunicaciones.
  • IP del remitente. La IP desde la que se hacen los envíos, tiene también una reputación que afecta a la entregabilidad, por lo que hay de tratar de enviar un flujo de envíos constantes y de calidad desde hace un tiempo. Aquí existen dos tipos de IP, dedicadas y compartidas.
  • Una baja reputación de dominio va afectar a la capacidad de entregabilidad de las campañas. Aquí hay que tener en cuenta tres factores que hay que configurar antes del envío de una campaña de emailing.
    • SPF (Sender Policy Framework). Este parámetro va a identificar cuáles son las IPs autorizadas para enviar en nombre de un dominio determinado. Es sencillo de configurar desde el proveedor de emailing y el registrador o hosting del dominio.
    • DKIM (Domain Key Identified Mail). Es un método de verificación que asegura que el mensaje que ha salido del remitente no ha sido modificado antes de llegar a la bandeja de entrada del usuario.
    • DMARC (Autenticación de mensajes, del inglés Domain-based Message Authentication, Reporting & Conformance) es una técnica de autenticación de correos electrónicos.

Calidad de las listas de emailing

La calidad de la lista de suscriptores va a incidir en el porcentaje de emailings entregados, por lo que es recomendable seguir una serie de prácticas:

  • No comprar ni alquilar bases de datos de terceros.
  • Crear la lista con suscriptores interesados.
  • Limpiar la lista antes de cada envío. Quitando usuarios rebotados (con email incorrecto) en anteriores envíos.
  • Realizar campañas de reactivación y eliminar usuarios inactivos.

Filtros anti SPAM

Los proveedores de correo cuentan con filtros de spam para tratar de comprobar los emails no deseados y bloquearlos, cómo:

    • De comportamiento. Analizan el comportamiento del usuario con el objetivo de detectar el contenido que es interesante y el que no.
    • De reputación. Analizan la IP y el dominio que realiza el envío.
    • De contenido. El más conocido es “SpamAssasin” que otorga una puntuación a cada pieza de emailing analizando el HTML, las imágenes y el texto del envío.

Listas negras o Blacklist

Aquellas que incluyen a IPs y dominios considerados remitentes de correos no deseados. Existen diferentes herramientas para comprobar si el dominio está registrado como lista negra. Algunas de las blacklists más conocidas son:

    • Spamhaus
    • SURBL
    • SpamAssassin
    • Barracuda Reputacion Block List
    • Invalument
    • Spamcop

Contenido del emailing

Este aspecto también va a influir en la entregabilidad del emailing. Aquí se valoran varios puntos:

  • Pieza en HTML. Aquí una buena opción es usar plantillas gratuitas para newsletter si las proporciona el proveedor de email.
  • Proporción entre imágenes y texto. Hay que guardar un cierto orden y proporción, entre imágenes y texto para que se considere el envío apto.

Enlace de baja

El enlace de baja debe ser visible y accesible para el usuario, en caso contrario, este factor va a influir negativamente en el envío.

Posibilidad de respuesta del emailing

También puntúa positivamente que se puedan realizar respuesta al remitente del envío. Direcciones del tipo “noreply”, a los que no se puede enviar ningún email de respuesta, va a perjudicar el envío.

Interacción del usuario

El usuario con su interacción, envía señales negativas o positivas en el correo electrónico que acaba de recepcionar.

  • Señales positivas:
    • Apertura del correo.
    • Clics en los enlaces del correo.
    • Responder al correo.
    • Añadir al remitente a contactos.
    • Marcar como correo deseado en el caso de que el email haya llegado a la carpeta de spam.
  •  Señales negativas:
    • Borrar el email sin abrirlo.
    • Reportarlo como spam.
    • Reportarlo como phishing.

Intenta revisar todos estos factores para mejorar la entregabilidad en Email Marketing, hay otras opciones en la que la entrega es total, como son las campañas de sms marketing que pueden ser un completo a las acciones que mandamos a través de emailing.

[Total: 1   Promedio: 5/5]