5 consejos para ser escritor de contenido para blogs

//5 consejos para ser escritor de contenido para blogs

5 consejos para ser escritor de contenido para blogs

Internet ha cambiado drásticamente la forma en la que hacemos muchas de las cosas cada día, ha facilitado diversas tareas y ponernos más cerca de la información, e incluso ha creado nuevas oportunidades de trabajo que podemos realizar desde nuestro hogar.

Uno de los trabajos que ha surgido gracias al internet, al menos en el medio digital, es el de escritor(a) o redactor(a) de contenido, especialmente cuando los blogs son una forma muy popular para hacer llegar contenido a diversas personas e incluso para ganar dinero.

Muchas personas disfrutan escribir y podrían considerarse lo suficientemente buenos para crear buen contenido, y hacer de la escritura su trabajo de tiempo completo o una fuente de ingresos extra, por lo cual, la redacción de contenidos podría ser su trabajo ideal.

Preparación para el trabajo de redacción de contenido

Lo primero en lo que muchas personas considerarían como un obstáculo o una necesidad es tener una carrera universitaria, especial una relacionada con literatura, escritura o una carrera de humanidades.

Es cierto que un grado en una carrera como literatura, idiomas, escritura creativa o incluso psicología podría ayudarte enormemente, no solo por la certificación sino porque probablemente estarás acostumbrada/o a leer, escribir y entenderás el idioma o a las personas.

Pero no es en absoluto necesario tener una carrera universitaria, lo cual es una de las mejores cosas de este trabajo. Si no tienes un título, o tiene uno en algo como una ciencia o una ingeniería, lo importante es disfrutar escribir, tener conocimiento en diferentes áreas y estar dispuesto a practicar.

1. Lee a diario

Desde que somos pequeños nuestros padres, familiares y otros adultos suelen hacer énfasis en cuán importante es la lectura; pero para muchos de nosotros como niños, nunca disfrutamos tanto la lectura recreativa.

Sin embargo, la importancia atribuida a esta actividad es real, y no solo si te quieres dedicar a la escritura de contenido, sino para cualquier persona, pues mediante libros, artículos o ensayos podemos aprender, disfrutar, experimentar emociones y entender mejor al mundo.

Además de estas claras ventajas, leer nos ayudará a extender nuestro vocabulario y a formular mejor nuestras ideas. Por ello, vale la pena leer diferentes tipos de contenido, desde libros técnicos, novelas, noticias y artículos.

2. Conoce tu idioma y aprende otros

El medio que usamos para expresar nuestras ideas como redactores de contenido es el idioma, y probablemente nos especialicemos en el idioma que hablamos mejor, usualmente nuestro idioma materno, pero también podríamos escribir en más de un idioma.

Este es una razón suficiente para que nos aseguremos de conocer las palabras adecuadas para expresar una idea de la mejor forma, así como conocer sinónimos y ser capaces de explicar algo claramente; todo esto puede ser obtenido leyendo, escuchando, y también estudiando otros idiomas.

Cuando estudiamos otros idiomas, especialmente alguno que comparta su origen con el nuestro, por ejemplo, aprender francés para un(a) hablante de español o incluso inglés o cualquier otro idioma, te ayudará a estar más consciente del origen de las palabras y poder conseguir fuentes de información en otros idiomas.

3. Aprovecha lo que te apasiona

Podríamos tener una pasión que no es muy común o que no demasiadas personas tienen interés en conocer, lo cual podríamos hacernos creer que no hay espacio en nuestra redacción para hablar sobre esta.

Pero cada cosa que sepamos hacer o que simplemente entendamos bien puede ampliar nuestro conocimiento general. Por ejemplo, si disfrutas de la programación, o la biología, podrías ver el mundo de forma más lógica o entender mejor la vida, lo cual puede beneficiar tu redacción, así como proveerte nuevos temas para escribir.

4. Di la verdad

Hay una frase popular que dice Content is King, que puede ser traducida como El contenido es rey, y que hace referencia a la importancia y la prevalencia del contenido (escrito, multimedia, audiovisual, auditivo) en un sitio web, como un blog.

Por ello, es natural que queramos que las personas lean todo el artículo que hemos escrito; pero deberíamos ser cuidadosos y no confundir hacer el contenido atractivo con mentir o prometer cosas que no están probadas o que no funcionan para todo el mundo.

5. Haz el contenido fácil de entender

Especialmente cuando estamos hablando sobre algo que no apasiona o que conocemos muy bien, es posible que terminemos escribiendo algo que podría parecer muy complejo para personas con poco o ningún conocimiento en el tema.

Por supuesto, existen temas técnicos que no esperaríamos que alguien sin los conocimientos o el interés entienda o quiera leer, pero es una buena práctica intentar explicar tan natural como puedas lo que intentas explicar; esto podría hacer más accesible el contenido y ayudar a las personas interesadas sin el conocimiento previo necesario.

¿Te ha sido útil este artículo?
[Total: 2 Average: 5]
Por | 2018-05-09T08:36:26+00:00 mayo 9th, 2018|Blogging|1 comentario

About the autor:

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos

Un comentario

  1. yasmina 16 mayo, 2018 en 12:12 - Responder

    Muy buen artículo Edith. Está claro que el contenido es el King, pero tienes que sentirte parte de lo que escribes y deseas transmitir. Si se es conocedor del tema, el lector nota la pasión en la redacción y le puede llevar a querer saber más al respecto y al final toda esa burbuja de conocimiento se va ampliando.
    Desgraciadamente, hoy en día, hay mucha infoxicación y textos de mala calidad para hacer relleno y es parte de todos, tanto el que escribe como el que lee y opina, que esto cambie.

    Un saludo

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.