Marca personal o Personal Branding fue un término acuñado por Tom Peters, experto en gestión empresarial, en el año 1997. Se trata de considerar a una persona física como se considera a una marca o producto; es decir, tomarlo en cuenta como todo lo que un producto engloba: imagen, habilidades, beneficios, capacidades, etc.

Una marca personal es como un currículum vitae que tiene presencia online y que debe aportar algún valor para que sea adquirida por otras.

La configuración de esta marca personal está hecha por diferentes aspectos, como la presencia profesional, el aspecto físico, el comportamiento, la red de contactos, la comunicación verbal y no verbal y, no podía faltar, la presencia en redes sociales.

Hoy en día, marca que no se encuentre en el mundo del Social Media es, prácticamente, una marca que no existe.

Las redes sociales representan la carta de presentación de cualquier marca y tú, como marca personal, debes cuidar aún más de tu reputación online, pues cosa que sale en Internet nada la puede eliminar.

marca personal

Photo by Pixabay from Pexels

Por tanto, potenciar tu marca personal en redes sociales debe ser algo tomado con mucho cuidado, y debes tener en cuenta ciertos aspectos que a veces se pasan por alto, como:

  • No subestimes tu imagen de perfil: trata de que sea con un fondo limpio y que tu cara muestre a lo que te dedicas; casi siempre es recomendable un rostro sonriente, pero todo depende de tu personalidad.
  • Completa toda la información de tu perfil: coloca teléfonos, enlaces, direcciones, etc., todos los medios para contactarte aunque tengan la opción de escribirte por mensaje privado.
  • Interactúa regularmente: aumentar tu engagement depende de ello. No dejes comentarios sin responder, pues quedarás como un presumido o alguien que no le da a su audiencia la importancia que merece, y no quieres eso. A fin de cuentas, las redes sociales se crearon para compartir y conversar, no lo olvides ni aunque te encuentres en la cima del éxito. Hacer networking a través de las redes sociales también te será de ayuda, pues podrás intercambiar opiniones y reflexiones con otros profesionales y lograrás abrirte paso como experto en tu nicho.
  • Monitoriza: aunque hayas potenciado al máximo tus redes sociales, no dejes de medir tus resultados mes a mes para que así logres eliminar lo que no funciona y puedas seguir haciendo lo que sí, en pro de tu estrategia en redes sociales.

Luego de optimizar estos puntos básicos, veamos de qué manera puedes posicionarte como “marca tú” en las redes sociales:

Define tu objetivo

¿Qué esperas lograr cuando la gente busque tu nombre? ¿Qué quieres que vean?

Si deseas que la gente vea tu experiencia laboral para así recibir nuevas oportunidades en tu área de especialización, concéntrate primero en desarrollar tu perfil de LinkedIn.

Si deseas promocionar su contenido a un público más amplio, intenta aumentar tus seguidores en Twitter.

Si estás tratando de vender obras de arte, Pinterest es tu mejor opción. ¿Nos entendemos?

A continuación verás algunos otros objetivos posibles:

“Quiero comenzar mi propio negocio”.

Si eres un empresario en ciernes, tu marca personal podría marcar la diferencia si tu idea tiene éxito. Cuando las personas te investigan en línea, lo que aprendan acerca de ti como marca puede ser un factor decisivo para decidir si invierten en tu idea o no.

“Quiero diferenciarme de mis competidores”.

Con una personalidad fuerte y una propuesta de marca única, casi se te garantiza que destacarás entre la multitud. En un mercado competitivo, es importante mostrar qué te hace diferente.

“Quiero vender más”.

No hace falta decirlo: cuando tu marca personal es fuerte y te vuelves lo suficientemente atractivo como para que las personas quieran conectarse contigo, es probable que vendas más de tu producto o servicio.

Cura contenido atractivo

Repostear (o curar) el contenido de otros es siempre algo inteligente, pero no es todo lo que debes hacer para construir tu marca personal.

También necesitas compartir contenido que hayas escrito tú mismo, para demostrar tu experiencia dentro de tu industria. Este tipo de contenido muestra que tienes conocimiento de las últimas tendencias en esa área y cómo está evolucionando.

Crear contenido atractivo significa adoptar un enfoque nuevo para los tipos de actualizaciones que compartes con tu red.

No tengas miedo de hablar de vez en cuando sobre tus propios logros, o incluso de agregar detalles interesantes sobre tu vida personal (temas como viajes, pasatiempos, etc., siempre son bienvenidos).

Después de todo, en las redes sociales las personas son primero. Compartir parte de esta información le brinda a tu audiencia un vistazo de quién eres realmente y de qué se trata tu marca personal, solo asegúrate de no compartir demasiado o de hacerlo TODO acerca de ti.

Elige máximo tres áreas de experticia

¿Por qué quieres ser conocido? ¿Con quién quieres conectarte? Internet está inundado de empresarios y expertos, por lo que debes determinar qué te hace único.

Podrías ser más que un simple marketer de redes sociales. Tus intereses pueden ser muy amplios y abarcar temas como como la gastronomía o el calentamiento global; sin embargo, no puedes elegir más de tres áreas de experticia, o eso es lo recomendable.

Tus áreas de especialización definen quién eres y qué haces. Se utilizan para escribir las descripciones de tu perfil de redes sociales y deben incluir tus palabras clave principales.

Importa tus contactos

Puede que te sorprenda ver cuántas personas ya conoces en las redes sociales que estás utilizando.

Puede haber decenas, o incluso cientos de personas con las que aún no te has conectado.

Importa tus contactos de correo electrónico de Cómo incluir símbolos en el asunto de un email o Outlook, o los contactos de tu agenda telefónica, en tus redes sociales para averiguar cuántas conexiones te faltan.

LinkedIn, Instagram, Facebook y Twitter permiten la importación gratuita de un cierto número de contactos.

Ten consistencia en tu look and feel

Tu elección de color, estilo y tono son aspectos de marca que deben ser consistentes en todos tus canales. Por ejemplo, si usas un esquema de color azul en tu sitio web personal, no uses uno amarillo en tu página de Facebook.

La idea es hacerse memorable. Es más probable que las personas te recuerden si utilizas una apariencia coherente en todas las plataformas.

Estudia algunos Influencers

Conectarse y colaborar con influencers es una excelente manera de hacer que tu marca sea conocida, pero toma algo de tiempo. Tienes que dedicar tiempo a desarrollar relaciones con personas influyentes antes de que te vean como un experto.

LinkedIn es un gran lugar para encontrar y relacionarse con otros expertos en tu industria, al igual que varias herramientas de marketing de influencers.

Una vez que hayas encontrado las personas más influyentes en tu área, analiza sus redes, hábitos de publicación y contenido para determinar qué podrías hacer mejor.

Observa cómo responden sus seguidores a lo que publican y aprende las mejores prácticas a partir de sus estrategias y ejecución de marca personal.

En conclusión, potenciar tu marca en redes es una de las mejores decisiones que puedes tomar, pues estas plataformas no dan ni indicios de acabar a mediano o largo plazo; por el contrario, se encuentran en un crecimiento sostenido.

Debes estar donde están tus audiencias, y tu marca personal puede convertirse en influencia si dedicas tiempo y buscas nuevas herramientas para mejorar tu reputación online.

[Total:1    Promedio:5/5]