Las redes sociales y las aplicaciones en las que priman el uso de las fotografías y los vídeos han ido configurando un modelo de sociedad en el que cada vez importa más la imagen. Esta necesidad de cuidar la imagen, de entrar por los ojos al resto de la sociedad, se ha extendido al mundo empresarial. Un claro ejemplo es la compañía estadounidense Apple. La firma de la manzana ofrece tecnología de alta calidad, pero, además, ha basado su modelo de negocio en el cuidado extremo de la imagen de sus productos. Hay que reconocerles que sus ordenadores, tabletas y teléfonos móviles son, cuanto menos, agradables a la vista. Con esto quiero decir que la imagen física de una empresa tiene mucho valor a la hora de crear la imagen de marca de la organización y ya sabemos que la imagen de marca está relacionada con cómo ven y perciben los consumidores a tu empresa y ese es un factor que no podemos descuidar de cara a tener un mayor número de clientes y conseguir una mayor rentabilidad.

impacto eventos sector

Ferias, congresos y eventos de todo tipo

A lo largo y ancho del país –aunque Madrid y Barcelona se llevan la palma- se celebran multitud de ferias empresariales, congresos y eventos de toda índole. Algunos son más genéricos, como una feria gastronómica, donde todos los productos y platos tienen cabida, y otros están más especializados, como podría ser una feria del jamón. En cualquier caso, todo este tipo de eventos requieren de una preparación. Las empresas participantes necesitan unos stands que sirvan de punto de contacto y en el que puedan mostrar sus productos. El stand es el centro de operaciones de una empresa en un evento y necesita cumplir una serie de requisitos.

Los visitantes de este tipo de eventos suelen seguir un patrón de comportamiento. A menos que ya tengan una serie de citas concertadas, los participantes acuden a los eventos con la intención de deambular e ir descubriendo empresas, productos y servicios que les puedan ser útiles. El diseño de stands en Barcelona, Madrid, Sevilla o donde sea cumple varias funciones vitales para la empresa que lo contrata:

  • Reclamo: un stand atractivo tiene muchas posibilidades de conseguir que el público se interese por tu negocio. Debe llamar la atención de los visitantes.
  • Aporta información a simple vista: un stand no debe únicamente llamar la atención, debe ser una carta de presentación de lo que la empresa puede ofrecer. Lo ideal es que los asistentes del evento puedan saber, con solo echar un vistazo, qué productos y servicios ofrece la empresa. Dicho de otro modo, a qué se dedica y qué puede hacer esta por sus clientes.
  • Punto de encuentro: desde luego que el verdadero sentido de un stand es concretar citas con clientes –o futuros clientes- y servir de centro de operaciones en el que mostrar aquello que se ofrece.
  • Proyección de la imagen de marca de la empresa: un buen stand debe trabajar y expresar aquellos conceptos y valores que se asocian a tu marca. Stand y empresa deben ir cogidos de la mano para crear un mayor impacto en el público.

[Total:2    Promedio:5/5]