Como ya sabes el email marketing es una de las técnicas más valiosas para comunicarnos con nuestros clientes y captar conversiones. Uno de los parámetros más importantes que tenemos que supervisar y analizar cuando utilizamos los envíos de correo electrónico, es la tasa de apertura de las comunicaciones enviadas.

tasa apertura emails

Foto cortesía de renjith krishnan en FreeDigitalPhotos.net

Aquí te voy a indicar algunas recomendaciones a seguir para intentar mejorar y optimizar este dato.

Base de datos

Formulario de captación

A la hora de captar suscriptores, debes realizar un sencillo formulario solicitando pocos datos, con el nombre y el email podría bastar en un primer momento, más tarde podemos intentar obtener más. Pedir mucha información en esta primera fase, puede echar atrás a tus posibles clientes.

Confirmación de suscripción por doble opt-in

Enviar un email de confirmación para que nuestros usuarios confirmen la inscripción con un click, nos va a permitir disponer de una base de datos sin errores en la nomenclatura del email e interesada en nuestras comunicaciones.

Mostrar en la zona inferior la opción de dar de baja

Añadir un link en todos nuestros emails para borrar la suscripción va a hacer que mejore la tasa de apertura, ya que los usuarios no interesados se borrarán de nuestra newsletter, lo que hará que tengamos una base de envíos optimizada. Este link debe estar en todas las comunicaciones que hagamos y debe ir a una página de destino dónde se informe que su correo ha sido borrado, nunca hay que pedir que el usuario haga login para quitar su suscripción. Algunas empresas que confirman esta baja enviando un email al usuario con mensajes del tipo “esperamos volverte a ver”.

Envío

Asunto del mensaje

Para evitar que nuestro mensaje no caiga en la bandeja de spam, se recomienda que en el subject no uses muchas mayúsculas, símbolos de cualquier tipo y palabras como gratis o descuento. El asunto debe ser atractivo intentando llamar la atención del usuario para que abra nuestro email, en ocasiones una de las técnicas usadas es incluir el nombre del usuario en el asunto del mensaje. Sobre el número de caracteres a incluir en el asunto, hay estudios que indican que el número óptimo debe estar entre 30 y 60, ya que la mayoría de los usuarios solo ven 45.

Días y horas para el envío

Aquí podrás encontrar a muchos “expertos” que dicen que los lunes y los viernes nunca se deben enviar correos electrónicos, los viernes porque vamos a cerrar la semana y estamos menos atentos al correo y los lunes por los emails acumulados del fin de semana, aunque sectores como ocio y restauración usan el fin de semana para sus comunicados por ser su día clave. Lo mejor para realizar esta comprobación es realizar pruebas con diversos días y horas en el envío para verificar qué hora y día pueden ser lo más idóneos para comunicarnos con nuestro público.

Remitente

Como remitente debemos usar el nombre de nuestra empresa para que el usuario sepa quién nos envía ese contenido. Por otro lado, hay que conocer que los ISP (Internet Service Providers) o lo que es lo mismo, proveedores de conexión a Internet, generan una especie de puntuación una vez finalizado el envío, para este ratio se van a fijar en porcentaje de rebotes, emails inactivos, bajas, etc..este ranking se va a asignar al remitente, por lo que mantener un buen ratio de apertura en tus emails va a ayudarte en futuras comunicaciones.

Frecuencia de envío

Lo mejor para conocer la frecuencia óptima de envío es realizando pruebas. No podemos pecar por exceso quemando nuestra base de datos ni tampoco por defecto. Como en el punto anterior también depende de nuestro objetivo, como sabrás existen empresas de ofertas que envían emails a diario y les va muy bien. También podemos segmentar a nuestro público y así realizar envíos periódicos a listas diferentes.

Adaptado al móvil

Como sabes el teléfono móvil es uno de los dispositivos en los que abrimos correos electrónicos con más frecuencia. Tienes que comprobar que tu mensaje se visualiza correctamente en estos aparatos, tanto en los gestores de correo habituales como en la versión de la newsletter del navegador.

Contenido de calidad

Esto suena obvio, pero enviar información que resulte interesante para tus contactos, va a ofrecerte muchas más posibilidades para que el usuario lo lea e interactúe con tu envío.

Test

Siempre que puedas realiza un test posterior modificando algún elemento, probando diferentes asuntos, texto, imágenes, etc… te va ayudar a medir cuál de ellos ha ido mejor y una vez lo sepas, a optimizar tus envíos posteriores.

Si tienes algún consejo más, no dudes en comentarlo y si te gusto el artículo,
¡Compártelo!

¿Te ha sido útil este artículo?
[Total: 1 Average: 5]